Cordero al Horno Tradicional

  • Cordero al Horno
    Tradicional

  • Cordero al Horno
    con Miel

  • Cordero al Horno
    con Patatas

  • Cordero al Horno
    con Manzana

  • Cordero al Horno
    con Vino Blanco


  • "Cordero al Horno"

    Receta de Cordero al Horno





    Aprende a preparar esta estupenda receta de cordero al horno que vamos a preparar de forma tradicional. Es una receta que no resulta demasiado complicada de preparar pero resulta muy sabrosa sin necesitar muchos ingredientes.

    Ingredientes:

    - Una pata de cordero de unos dos kilos
    - 4-5 dientes de ajo
    - 300 ml de vino blanco
    - 300 ml de agua
    - 150 ml de aceite de oliva virgen
    - Sal
    - Pimienta negra molida
    - Orégano
    - Tomillo
    - Romero


    Preparación:

    Hay muchas recetas para preparar el cordero al horno, algunas se preparan con alguna guarnición, para la que se pueden emplear casi todo tipo de verduras, y otras emplean otros ingredientes para dar mucho sabor a la carne de cordero. Esta que os mostramos aquí es una receta tradicional en la que no se usan demasiados ingredientes, ya que lo que busca es mantener todo el sabor tan especial del cordero y darle un toque con un aliño no demasiado intenso, lo que es ideal para quienes realmente busquen disfrutar de la carne de cordero sin ocultar su sabor.

    Para hacerla compramos una pata de cordero que pese unos dos kilos, con lo que podremos servir la receta para unos 3-4 comensales, acompañando la misma con alguna guarnición que nos guste, como puede ser una ensalada o unas patatas fritas o asadas, algo que puedes hacer aparte, ya que en esta primera receta nos vamos a centrar en preparar la pata de cordero para que nos quede lo más sabrosa y jugosa posible, pero sin hacer ninguna guarnición con ella, eso lo dejamos a vuestra elección. Una ensalada queda perfecta como acompañamiento.

    Como siempre, vamos a emplear un producto de calidad, así que compraremos en nuestra carnicería de confianza una buena pata de cordero, de unos dos kilos más o menos, aunque si tienes menos comensales previstos, puedes comprarla un poco más pequeña. El mismo carnicero te la puede preparar para hornearla, haciéndole unos cortes con un buen cuchillo para que se hornee mejor una vez que la metamos en el horno. Si prefieres puedes hacerlo tú mismo en casa, haciendo un par de cortes dividiendo la pata en tres partes, pero sin llegar a separar los trozos, si no haciendo unos cortes profundos para que se hornee bien por todos lados.

    Una vez vayamos a comenzar a preparar la pata de cordero, la vamos a lavar bien bajo el grifo, la escurrimos y secamos bien y después la salpimentamos bien por todos lados y la colocamos sobre una bandeja metálica del horno. Aprovechamos para poner el horno a precalentar a 180ºC, con el calor activado arriba y abajo, así lo tendremos bien caliente en cuanto acabemos la receta. Y en un recipiente en el que podamos batir vamos a echar los ajos pelados, el vino blanco, el aceite, el agua y orégano, tomillo y romero al gusto, y batimos todo hasta que quede una mezcla homogénea.





    Colocamos la pata de cordero salpimentada sobre la bandeja elegida, y por encima vertemos la mitad de la mezcla que hemos preparado, de forma que la carne quede bien impregnada y quede una buena cantidad en la bandeja. Una vez el horno haya alcanzado la temperatura elegida, metemos la bandeja con nuestra pata de cordero en la parte central y vamos a hornearla sobre 45-50 minutos por cada lado. Cuando le demos la vuelta vertemos el resto de la salsa que batimos antes, para que el sabor se reparta por cada lado.

    Nos debe quedar la pata de cordero bien asada por todos lados, de forma que la carne se despegue del hueso fácilmente, pero sin llegar a quemarse. Seguramente tras el tiempo indicado no esté aun en su punto, por lo que iremos volteando la misma hasta que por los dos lados esté bien horneada. Si quieres puedes darle un último golpe de calor con el grill, para que quede bien doradita. Cuando esté lista para servir, apagamos el horno y dejamos la pata unos minutos en la bandeja dentro del mismo, con la puerta abierta, y después la servimos en caliente para disfrutar de todo su sabor, que esperamos sea de vuestro agrado.